Explicamos por qué el server-side (completo o híbrido) es más sencillo de lo que se cree

28 Septiembre 2021 | 54 0

Está muy extendida la idea de que el método de gestión de etiquetas (o tags) llamado «server-side» es complejo de implementar. Pero hay dos formas de implementarlo…

La proliferación de los bloqueadores de anuncios y el anuncio del final (aunque se aplace) de las cookies de terceros… La actualidad ha llevado al primer plano la gestión de etiquetas «server-side», también conocida como «server to server» o «tagless». El principio es sencillo: trasladar del navegador al servidor la carga de trabajo que plantea el intercambio de información con los socios, pero la implantación suele considerarse muy técnica y complicada. La buena noticia es que, lo que se conoce como «server-side», se refiere en la práctica a dos tipos de implementación, y uno de ellos es más accesible…

¿Server-side completo o server-side híbrido?

«Server-side completo». Este nombre designa a la implementación integral de la gestión de etiquetas «server-side». En este modelo, en cuanto un usuario inicia una actividad (entra en una página, hace clic en un vídeo, etc.), se envía un «hit de servidor» al TMS (Tag Management Server) que procesa la información y la transmite a los socios correspondientes, de servidor (el del TMS) a servidor (el del socio). En este caso, ni siquiera hay un datalayer o capa de datos en el navegador.

 

 

«Server-side híbrido». Así se llama la otra forma de implementar el «server-side». Este nombre puede llevar a engaño porque, en realidad, la implementación «híbrida» es un método muy extendido que mucha gente utiliza sin llamarla así.

El datalayer, la única diferencia

La principal diferencia entre los dos métodos es que, en el modelo «híbrido», se conserva un datalayer o capa de datos. Pero no se activa ninguna etiqueta de socio desde el navegador. La información del datalayer la utiliza una etiqueta única que envía esta información al lado del servidor donde el TMS, como en el modelo anterior, procesa la información antes de distribuirla a los socios, de servidor a servidor.

¿Cuál es la ventaja de este método híbrido? Su practicidad y fácil acceso desde el punto de vista técnico. De hecho, muchos socios no han modificado sus soluciones para que funcionen en modo «server-side completo» y, por tanto, siguen necesitando información de la capa de datos. ¿Qué se pierde con el «server-side híbrido»? La única diferencia es que este método conserva la capa de datos, la cual permanece visible en el navegador. Si la información que contiene plantea problemas de confidencialidad, puede justificarse migrar al modo «server-side completo». Aparte de esto, el «server-side híbrido» ofrece todas las ventajas del «server-side completo».

 

 

Conserva todas las ventajas

Y son muchas las ventajas del «server-side». La drástica reducción del número de etiquetas tiene un impacto (positivo) en los tiempos de carga de las páginas, mientras que los planes de marcado son más fáciles de mantener, ventajas desde el punto de vista operacional que todo el mundo valora. Pero el «server-side» ofrece también -y puede que sea su principal baza- un mejor control de los datos. Mientras que en el «client-side» la información se envía directamente a los socios, en el «server-side» la información se procesa y se clasifica. Los socios solo reciben los datos que necesitan. Esto elimina los riesgos, por ejemplo de «piggybacking», que se produce cuando una etiqueta pide a otras que distribuyan información a los socios de los socios…

Este procesamiento del lado del servidor también enriquece la información con otras fuentes, para que el procesamiento sea más relevante. Puede resultar interesante en muchos contextos, como para las pruebas A/B donde esta apertura permite realizar pruebas más profundas, como medir el impacto de las recomendaciones de compra en las ventas.

¿Y qué pasa con el consentimiento?

Una pregunta lógica (y, de hecho, muy común). ¿El «server-side» está exento del consentimiento? Respuesta rápida: no, tanto si es completo como híbrido, el «server-side» no está exento de consentimiento, ya que no es más que un vehículo, una modalidad técnica. El «server-side» solo quedaría exento de consentimiento en un caso: cuando la solución que porta está exenta.

Para no perder ninguna de las últimas noticias de Commanders Act, ¡suscríbase a nuestro newsletter!