Commanders Act anuncia el comienzo de un nuevo ciclo de innovación

15 Marzo 2022 | 115 0

Las evoluciones del ecosistema digital y de las expectativas de los clientes en materia de gestión y explotación de datos, exigen una transformación de las tecnologías para garantizar la continuidad del marketing digital.

París, 15 de marzo de 2022Commanders Act, que desarrolla, fabrica y comercializa una plataforma de marketing cookieless, hace balance de los últimos diez años, y anuncia que 2022 será un año decisivo en lo que respecta a la innovación en el mercado de los datos. Las sucesivas transformaciones del panorama digital, en particular el endurecimiento de las normativas y de las prácticas en materia de recopilación y explotación de datos, han generado nuevos retos y nuevas necesidades para las empresas. Consciente de la gran repercusión de estas recientes evoluciones en la continuidad y la rentabilidad de las campañas de marketing, así como la apetencia cada vez mayor de las empresas por unas tecnologías más avanzadas y más interrelacionadas, Commanders Act inicia hoy un nuevo ciclo de innovación con el fin de ofrecer a sus clientes la capacidad, a través de una nueva plataforma, de recuperar el control e impulsar sus campañas con datos enriquecidos y transformados, con el objetivo de crear un mayor valor.

Bloqueadores de anuncios, cookies, consentimientos, etc.: el impacto de estos últimos diez años en el ecosistema digital

Desde su creación en 2010, Commanders Act ha aspirado siempre a permitir que los equipos profesionales asuman el control de los datos y así poder adquirir la autonomía necesaria para alcanzar sus resultados. Durante cerca de diez años, la empresa ha apoyado a sus clientes en el crecimiento de su madurez digital ofreciéndoles la experiencia y las herramientas necesarias para estructurar sus campañas digitales, así como definir y poner en práctica una estrategia eficaz de gestión de los tags con el fin de ser más ágiles y mejorar sus resultados.

Si bien estos últimos años han estado marcados por el ascenso de los datos como un factor clave de rendimiento, también han visto emerger nuevas restricciones en materia de recopilación y explotación de estos datos. El ecosistema digital se ha visto considerablemente debilitado por la aparición de bloqueadores de anuncios, la declaración de guerra de los navegadores a las cookies de terceros e, indudablemente, por el RGPD y las nuevas normas en materia de obtención del consentimiento.

«En 2010 teníamos datos, pero no sabíamos gestionarlos convenientemente; hoy sabemos cómo gestionarlos, pero cada vez hay menos datos«, afirma Michael Froment, CEO y cofundador de Commanders Act. «Ahora bien, el performance business depende siempre del control de los datos. La pregunta que ahora se plantea es saber cómo garantizar la continuidad del marketing digital en un ecosistema cookieless, cada vez más restringido y restrictivo«.

Conseguir que confluyan las estrategias y las tecnologías para responder a los nuevos retos del mercado

La aceleración de su digitalización, combinada con la transformación de su mercado, ha creado nuevas expectativas por parte de las sociedades europeas. Las cuestiones relativas a la gobernanza de los datos, a la protección de los datos personales, a la agilidad de los equipos, o incluso al impacto de los resultados en la experiencia de usuario, constituyen hoy unos temas cruciales.

«Estos temas ya existían hace diez años, pero han adquirido una enorme importancia, sobre todo para reactivar el crecimiento después de dos años de crisis sanitaria«, explica Michael Froment. «Las empresas han ganado en madurez digital, y donde los equipos profesionales, de TI y jurídicos estaban generalmente en desacuerdo, ahora son conscientes de la necesidad de hacer confluir sus objetivos, sus estrategias y sus herramientas«.

Las empresas necesitan una estrategia tecnológica homogénea, industrializada y, por tanto, más eficiente, con el fin de que sus equipos profesionales puedan recopilar y controlar un mayor número de datos y a la vez estar en consonancia con las realidades y las restricciones de los equipos de TI y jurídicos, con el objetivo de mejorar el rendimiento de sus campañas digitales y, a la larga, mejorar sus resultados empresariales.

En 2022, Commanders Act se reinventa y comienza un nuevo ciclo de innovación tecnológica

Este análisis retrospectivo e introspectivo es el que ha llevado a Commanders Act a reinventar su oferta de servicios. «Hemos aprovechado estos dos últimos años para tomar distancia, escuchar a nuestros clientes, comprender sus nuevas expectativas y reflexionar al respecto para responder con eficacia«, afirma Michael Froment. Resultado: Una nueva plataforma tecnológica en la que confluirán todos los conocimientos de Commanders Act.

«Nuestras áreas de especialización y nuestros perímetros funcionales siguen siendo los mismos de 2010, pero han sufrido una transformación como consecuencia de las nuevas tecnologías, las nuevas reglas del mercado y la reorganización del ecosistema«, comenta Michael Froment. «Esta nueva plataforma marca el comienzo de un nuevo ciclo de crecimiento y de innovación, acorde con la evolución del mercado y de nuestros clientes, y ofrece nuevas oportunidades en torno a la recopilación y al enriquecimiento de los datos con el fin de obtener un mayor valor comercial. Se trata de una ruptura tecnológica, pero también de la continuidad de nuestra promesa«.

Este cambio de estrategia se traduce también en un cambio de la identidad visual, que refleja la renovación tecnológica acometida por Commanders Act, así como la continuidad de los conocimientos y de los valores defendidos desde su creación. A través de un nuevo diseño gráfico, de un logo reinterpretado y de un nuevo sitio web, Commanders Act adopta una identidad más moderna que simboliza la cohesión, la innovación, la productividad y la inteligencia que caracterizan a la marca y que han sido las bases de su crecimiento y de su éxito desde hace más de diez años.

Para no perder ninguna de las últimas noticias de Commanders Act, ¡suscríbase a nuestro newsletter!